EL CIUDADANO

¿LE ENTREGÓ LAS LLAVES DEL PODER AL PUEBLO?

El presidente en ejercicio, Horacio Cartes, luego de firmar la normativa ante la atenta mirada de sus pares del Poder Legislativo y el Poder Judicial, manifestó respecto a la Ley N° 5282/2014: “Que todos los paraguayos tengamos acceso a las actividades del Gobierno es uno de los primeros pasos para cambiar de una vez por todas las malas costumbres. Cuando hay transparencia, la gente vuelve a estar por encima de los intereses personales, porque le entregamos las llaves del poder al pueblo, para que el pueblo mismo sea contralor del gasto público.

Es así, que el Paraguay se adentró en la lista de los países democráticos, en donde el Gobierno está al servicio del pueblo, y el pueblo ve y sabe cómo se maneja el dinero que es suyo y con medidas como estas que son permanentes, no solo un parche, harán posible la construcción de un país mucho mejor, con oportunidades para el progreso”. Por supuesto que antes de estas declaraciones del presidente Cartes y jactándose de que fueron los únicos hacedores de que hoy contemos con esta herramienta tan importante para la democracia paraguaya, vale recordar que la pre-ley de acceso a la información y con el incansable batallar de la sociedad civil, el día 26 de julio de 2007, el señor Félix Picco Portillo, utilizando el formulario que provee el Centro de Acceso a la Información Pública de la Defensoría del Pueblo solicitó al Intendente municipal de la ciudad de Lambaré “copia del Presupuesto aprobado para el año 2007, proyectos de royalties para el Municipio y cantidad del personal nombrado y contratado, discriminado por área y cargo que desempeñan”.

La Defensoría del Pueblo inició una nueva acción de amparo en representación del señor Picco Portillo, esta vez requiriendo la entrega de la información pública solicitada por él. La jueza resolvió “rechazar la acción de amparo (…) por improcedente”. Contra esta sentencia, el día 12 de febrero de 2007, el Defensor del Pueblo interpuso y fundó en nombre del ciudadano los recursos de nulidad y apelación. En su sentencia la Sala de Apelaciones dejó sentado que el derecho de acceso a la información pública es un derecho humano fundamental, esencial para el sustento y consolidación del sistema democrático en el Paraguay, a través de la participación ciudadana en el control de la gestión pública: “La incorporación del derecho a la información en el catálogo de los derechos fundamentales del ser humano es relativamente reciente. En nuestro sistema constitucional ha sido incorporado en el art. 28 de la CN.

Este derecho encuentra su justificación en el derecho más genérico, esencial a las democracias deliberativas y participativas, de formar libremente las opiniones y participar de modo responsable en los asuntos públicos; contribuye a la formación de la opinión propia y la pública, que está estrechamente ligada al pluralismo político. Se constituye así en un instrumento esencial de los asuntos que cobran interés en la vida ciudadana y colectiva, y que condiciona la participación en el manejo de ‘lo público’, es decir, el sistema de relaciones e interrelaciones que constituyen la trama básica de sustento de la convivencia democrática”.

Pese a la forma clara en que el derecho al acceso a la información pública se encuentra reconocido en la Constitución Nacional, resulta generalmente difícil que un ciudadano/a obtenga hoy algún informe solicitado a una institución pública. El cumplimiento espontáneo por parte de los organismos públicos es variable: algunos organismos contestan inmediatamente ante los pedidos, mientras que otras instituciones se niegan a brindar la información, especialmente la relacionada con cuestiones presupuestarias.

 

En casos en que los pedidos han llegado a realizarse a través de la vía del amparo, generalmente se ha negado la información en base a dos causas principales: errores en la vía procesal instaurada y afectación a otros derechos, tales como la privacidad. En definitiva, como vemos que la moda es entregar llaves de viviendas populares, sería bueno que también no solo el Ejecutivo sino los otros poderes del Estado, se sumen a la moda de entregar la llave del poder al pueblo, o sea la llave que ayude a abrir las puertas de la transparencia, de forma verdadera y no de discurso, para dejarnos habitar en un país con instituciones creíbles.

KUCZYNSKI REMODELA EL GABINETE PARA RECUPERAR LA GOBERNABILIDAD PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redaccion Central   
Jueves 11 de Enero de 2018 05:54

El mandatario peruano nombró este martes un nuevo equipo de gobierno, fragilizado por las renuncias de dos ministros por el perdón que otorgó a Alberto Fujimori y tras sobrevivir a una moción de destitución en el Congreso en diciembre.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, designó este martes un nuevo gabinete ministerial y llamó a recuperar la estabilidad del país dejando atrás la crisis desatada por el polémico indulto al exgobernante Alberto Fujimori.

"Los últimos 30 días han sido probablemente inéditos en nuestra vida política. Hoy vivimos momentos de crispación, pero debemos apostar por el entendimiento para devolverle la estabilidad a nuestro país", dijo Kuczynski, quien lucía sonriente y distendido al tomar juramento a los nueve nuevos integrantes de su gobierno, compuesto por 19 miembros.

Siete mujeres integran el nuevo ejecutivo, incluida la flamante canciller Cayetana Aljovín, quien ha acompañado a Kuczynski desde el inicio de su mandato hace un año y medio, primero como ministra de Inclusión Social y luego de Energía y Minas.

El mandatario pareció hacer un giño al APRA, el partido socialdemócrata del expresidente Alan García (1995-1990 y 2006-2011), al nombrar a dos de sus militantes como ministros: Javier Barreda es el nuevo titular de Trabajo y Abel Salinas (hijo de un exdirigente histórico aprista y candidato presidencial de ese partido) estará al frente de Salud.

Sin embargo, el APRA anunció en Twitter que expulsaba a ambos del partido por no haber consultado su ingreso al gobierno.

En Defensa fue nombrado Jorge Kisic, un general retirado de la Fuerza Aérea, mientras que en Cultura fue designado Alejandro Neyra, un escritor y diplomático de carrera.

Ninguno de los nuevos ministros está identificado con el fujimorismo, aunque se especulaba que podrían ingresar al gabinete seguidores del expresidente Fujimori (1990-2000).

- "Enfrentamiento no termina" -

Hace dos semanas que Kuczynski, un empresario de centro-derecha de 79 años, prometió nombrar un gobierno de "reconciliación", en medio de las renuncias de dos ministros por el perdón que otorgó en la víspera de Navidad a Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años de prisión por violación de derechos humanos y corrupción.

"No cesaré ni un minuto para lograr la reconciliación nacional", dijo Kuczynski, quien afirmó tras la toma de posesión de sus nuevos ministros que ahora podrá abocarse a atender los principales problemas de Perú.

Sin embargo, el analista político Luis Benavente dijo que "no son muchas" las posibilidades de que el nuevo gabinete supere la crisis.

"Lo que pasa es que la situación es muy crítica y las expectativas son muy grandes. El gobierno ha cometido errores de poner un nombre tan expectante como 'gabinete de la reconciliación'", declaró Benavente a la AFP.

"El país está en una etapa de enfrentamiento que no ha concluido. Está en pleno enfrentamiento, entonces ni éste, ni ningún gabinete va a poder reconciliar al país, que está muy enfrentado. Un gabinete nuevo no va reducir la inestabilidad política", subrayó.

Varias organizaciones convocaron a una jornada de protesta nacional para este jueves en rechazo al indulto, mientras las familias de las víctimas de Fujimori preparan los argumentos que llevarán a la audiencia del 2 de febrero ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en busca de anular el perdón.

Fujimori, de 79 años, quien permanece en una residencia alquilada en un condominio del este de Lima tras recuperar su libertad, rompió su silencio el fin de semana al decir en Twitter que "anhela un Perú sin rencores", acción interpretada por muchos como la antesala de su regreso a la política.

- "No participamos en gabinetes" -

Los problemas del actual mandatario peruano se desataron a mediados de diciembre, cuando la constructora brasileña Odebrecht reveló que pagó casi cinco millones de dólares a empresas ligadas a Kuczynski mientras era ministro del entonces presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Hasta entonces Kuczynski había negado todo lazo con la cuestionada empresa, que después de decidir cooperar con la justicia peruana confesó que había pagado 29 millones de dólares en sobornos en el país a lo largo de tres gobiernos.

El presidente sobrevivió a una moción de destitución en el Congreso el 21 de diciembre, al contar a última hora con las abstenciones de 10 legisladores fujimoristas encabezados por Kenji Fujimori, hijo menor del exgobernante.

Tres días después, Kuczynski concedió el indulto desatando un nuevo vendaval, que lo forzó a organizar un nuevo gabinete, el tercero en un año y medio de mandato.

Desde el comienzo de su gestión, el mandatario ha estado contra las cuerdas por presiones del partido Fuerza Popular (derecha populista), la mayor fuerza política del país, que lidera Keiko Fujimori, también hija del expresidente.

Fuerza Popular descartó integrarse al gobierno de Kuczynski.

"Nosotros hemos dicho claramente que no participamos en gabinetes, porque creemos que hasta no haya un cambio en la presidencia va ser muy difícil trabajar juntos", dijo la legisladora Úrsula Letona.

Fuente: RFI con AFP

 

 
biotin reverse phone lookup .