EL CIUDADANO

LOCURA VIRTUAL

Por Santiago Iñaki Fernández Bogado

 

El titulo de una música de un grupo británico denominado “Jamiroquai”, me sirve para escribir algo sobre lo que se vive en nuestros tiempos de excesiva ˝comunicación˝ virtual. Hoy uno se jacta de tener miles de amigos pero no habla con ellos ni los ve, a veces no los conoce pero esa sensación de ver el número de seguidores y ˝amigos˝ crecer a medida que corre el tiempo crea un nirvana dentro de la psiquis de los seres humanos. He aquí el error y la mentira de internet; hacer creer al mundo de ˝amistades virtuales que no existen˝ que responden a solo eso; en realidad no son reales, es decir producen el efecto de existir pero realmente no existen.

Es sano de tanto en tanto estudiar la lista de ˝amigos˝ y bloquear a aquellas personas que no te dan la seguridad que no responderán en momentos de real necesidad y solo dejar a seres que te han dado todo de si cuando las papas quemaron, es preciso también estudiar si se ha fortalecido mas tu relación amorosa o familiar gracias a las redes virtuales, si no, pues “hasta luego internet”y a hablar cara a cara con ellos, escucharlos, sentirlos, romper ese muro hecho con plástico y vidrio que separa la verdadera relación humana.

Creo es hora de dejar de vivir de mentiras y asumir la verdadera forma de relación humana; la palabra y el dialogo, esto servirá para proyectar y hacer mas duradera la real relación entre seres humanos. Es momento de volver a la racionalidad del hablar sin juzgar ni ponerse uno encima del otro y salir de esta locura virtual que solo excita una parte del cerebro pero realmente ahoga el vinculo real entre verdaderos amigos y familia. Si nos damos cuenta de esto antes que sea tarde, salvaremos a la única especie del universo que ha logrado tantas cosas a través de la real comunicación; revoluciones, conquistas humanas; constituciones; libertades de crueles dictaduras , reconocimientos oportunos y así puedo seguir citando una larga lista de conquistas humanas logradas no a través de la fría e impersonal pantalla sino cara a cara con el calor de la voz y las ideas proyectadas a través de gestos registrados por los ojos.

Es necesario también tener en cuenta el valor de la compañía humana y ver si es o no un testimonio de soledad el estar siempre observando el ˝teléfono inteligente˝ que ya ha sido tildado de idiotizante debido a su poca exigencia de pensamiento critico de la vida y forma abreviada de ˝comunicar˝ a la gente que últimamente ya no usan mas palabras sino “emoticones” para expresar una idea.

Desafío a los lectores de este articulo que tomen el reto de hacer una sana pausa de estar frente a la pantalla para usar otra forma mas humana de socializar las ideas y luego de un tiempo evaluar las variaciones de dicho cambio. Si es positivo entonces significa que es hora de dejar esa locura virtual para volver a la saludable manera de hacer comunicación entre seres humanos.

ARZOBISPO DE ASUNCIÓN: "EL PECADO SE HA ESTRUCTURADO EN NUESTRO PAÍS" PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redaccion Central   
Jueves 07 de Diciembre de 2017 05:55

Monseñor Edmundo Valenzuela exclamó que los jóvenes deben ser protagonistas de la cultura del perdón y la reconciliación. Dijo que junto a sus familias están llamados a "recomponer el tejido social roto".

"La realidad del pecado, del mal, es una constante en nuestras vidas", postuló el arzobispo de Asunción durante su homilía de la misa matinal celebrada en el día nueve del novenario a la Virgen de Caacupé y cuyo lema llevaba por título: "Jesús llama a los jóvenes a ser fermentos de la cultura del perdón y de la reconciliación".
Ante una colmada explanada de la Basílica Menor, Valenzuela apuntó que tanto el odio, los rencores, violencias, esclavitudes "se han institucionalizado" en la sociedad y la define como la "estructura del pecado".
"Cuánta corrupción acumulada, heredada por egoísmos y estrechez de miras; cuántos cálculos políticos errados y decisiones económicas imprudentes, cuántas tragedias y sufrimientos tuvimos en nuestra historia", repasó.
A renglón seguido, sostuvo: "El pecado se ha estructurado en nuestro país como algo ya ineludible; lo vemos en la pobreza extrema de un significativo porcentaje de la población, con todas sus consecuencias sociales y morales como también el atropello a la verdad y a la justicia".
Para el presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), en el plano nacional no se alcanzó todavía la vigencia de la dignidad personal. "Estamos aún lejos de los beneficios sociales para todos, el logro del bien común es aún una meta a alcanzar", reparó.
RECONSTRUIR. El clérigo indicó que ante esta dolorosa realidad se debe anunciar la buena nueva del Señor. "Y Jesús les llama a ustedes jóvenes y sus familias a sanar heridas, recomponer el tejido social roto, devolver la verdad y la justicia junto con el amor cristiano exigente en la conversión para el perdón y la reconciliación", evocó.
Es consciente, empero, que para que haya un país más reconciliado mediante el diálogo y la cultura del encuentro "es preciso el mayor bienestar económico, social, cultural, espiritual para todos los habitantes del Paraguay".
Instó a redescubrir el carácter ético de las personas y de las instituciones. "La estructura del pecado procede del uso de la libertad personal, es la persona quien decide hacer el bien o hacer el mal", expuso.
Refirió que Jesucristo, con el sacrificio de su cuerpo y sangre para el perdón de los pecados, "multiplica el pan de vida" para enfrentar "al cúmulo de violencia, mentira, abusos sexuales, abortos, rupturas de matrimonios, robos, atropellos a la ecología, deforestación –enumeró–. También citó el atropello a la ecología humana con nuevas esclavitudes como la ideología de género, la drogadicción y la caterva (turba de la cultura de la muerte).
Dijo que a todos estos males no hay que tomarlos como obstáculos sino como desafíos, oportunidades para el desarrollo integral, personal, institucional y nacional.
Sugirió usar "correctamente la libertad", puesto que Cristo –parafraseó a San Pablo– "nos liberó del pecado para la libertad".

Episodios de los milagros que perduran

Admirable y bondadosa. Así es considerada la Virgen de los Milagros de Caacupé para sus miles de creyentes, entre ellos el papa Francisco quien ha demostrado su aprecio hacia la considerada patrona de los paraguayos. En torno a la Santísima existe una historia popular que ha despertado la fascinación de los feligreses y se ha transmitido de generación en generación.
El origen de la imagen, según una de las leyendas más conocidas data del año 1600. Fue esculpida por un indígena artesano llamado José, de la misión franciscana. El escultor ingresó a la selva en busca de madera para construcción de estatuas para el templo de Tobatí. En medio del monte lo persiguieron los mbayaes, que se oponían a aceptar la fe cristiana. A punto de caer en manos de enemigos, la Virgen se presenta ante el guaraní, le dice que se refugie "Ka'aguy kupépe" (detrás de la yerba).
Otras versiones comentan que el hombre se albergó detrás de un frondoso árbol y prometió a la Virgen que de dicha madera haría su figura. Los adversarios, cazadores innatos, pasaron varias veces cerca pero no dieron con José.
El hombre logró salvarse y en agradecimiento creó dos imágenes de la Santíma. Una de mayor dimensión, para la veneración de la comunidad de Tobatí y otra más pequeña para su culto familiar.
"A la segunda la talló más hermosa aún, pues era un privilegio para él tener en su hogar una presencia que le recordara en todo momento a su protectora. Lo que no había previsto era que esta estaba predestinada a conquistar al pueblo entero", relató el gestor cultural cordillerano Almide Alcaraz.

 

FUENTE ÚLTIMA HORA

 
biotin reverse phone lookup .